miércoles, 24 de febrero de 2016

Nunca es tarde para ser más feliz…

Cuando fui a la escuela me preguntaron qué quería ser de mayor, yo respondí: “feliz...” Me dijeron que yo no entendía la pregunta. Y yo les contesté que ellos no entendían la vida.
John Lennon


Feliz_de mayor_feliz


Pues sí, comparto al 100% las palabras de Lennon con las que comienza la entrada de hoy. Es cierto que no soy un niño, no estoy en la escuela y esa pregunta cuando en su día me la hicieron muy probablemente no la contesté de una forma tan lúcida e ingeniosa, pero "así es la vida…" Te hace sacar nuevas conclusiones basadas en tu experiencia personal y desde hace mucho tiempo, mi contestación a la pregunta que le formulaban a John Lennon con 5 años, coincide plenamente... Yo también de “mayor” quiero ser feliz o al menos “lo más feliz posible”. 

Como no podía ser de otra forma, por esa "meta" debo luchar cada día, aunque es gratificante la “lucha” debo reconocer que no es fácil y en ocasiones me ha llevado a obsesionarme con "el tamaño", buscando una felicidad “en mayúsculas, en grande, en cinemascope...” Olvidando algo tan importante como que la "suma de muchos pequeños hacen un grande", olvidando en ocasiones que es más fácil sentirme "a gusto" con muchas "micro felicidades" continuas que intentando buscar la "mega felicidad" que además estoy seguro que si llegara no sabría cuantificar ni cualificar.

La felicidad es el camino

También olvido en ocasiones, las palabras del escritor estadounidense Wayne Dyler: “no hay camino a la felicidad: sino que la felicidad es el camino”… Olvido que la felicidad no debe ser el “fin” sino el medio o el “recorrido” y ese recorrido está plagado de “micro felicidades” que solo depende de aprovecharlas...

Por todo ello, para recordar cosas que no debo olvidar, desde Fabricando Sueños me invito y te invito a poner en marcha o retomar algunas pautas que estoy seguro nos ayudarán a disfrutar aún mas de ese camino o recorrido que es la felicidad…

Intentaré: 
  • No perder el tiempo con personas equivocadas.
  • No huir de mis problemas sino afrontarlos con serenidad.
  • Ser sincero conmigo mismo, nunca "mentirme".
  • No poner mis propias necesidades en un segundo plano.
  • No intentar ser alguien que no soy.
  • Dejar de aferrarme a un pasado que, efectivamente, ya pasó
  • No reprenderme por los errores que pudiera haber cometido en ese pasado y no tener miedo a cometer algunos nuevos.
  • Entender que no todo lo que me hace feliz se puede comprar.
  • No mirar a los demás para ser feliz yo.
  • Dejar de ser inactivo y menos aún por pensar que no estoy preparado… Nunca se está preparado al 100 % para emprender un proyecto, sea del tipo que sea.
  • No rechazar nuevas relaciones o proyectos sólo porque las/los anteriores no me funcionaron. 
  • Dejar de competir contra todos los demás.
  • Dejar de quejarme, sentir lástima por mí mismo y guardar rencores.
  •  No perder el tiempo dando explicaciones constantemente a los demás; mis amigos no lo necesitan y mis enemigos no me van a creer de todos modos. Intentaré hacer lo que yo considere en mi interior que es lo correcto.
  • Disfrutar de todas las cosas que me suceden por pequeñas que estas sean. Magnificar las buenas y minimizar las que me desagraden.
  • Acabar todo lo que empiezo aunque no todo quede perfecto.
  • No elegir siempre el camino más fácil solo por serlo.
  • No culpar a los demás por mis problemas.
  • Dejar de preocuparme tanto y por todo.
  • Pensar en lo que quiero que me suceda, no en lo que “no quiero que me ocurra".
  • Ser agradecido con todo lo que me rodea, por poco que tenga es mucho y hay muchos que tienen mucho menos y están muy agradecidos.
  • Sonreír a menudo, quizá no todo el mundo tenemos el mismo carácter pero cuesta el mismo trabajo hacerlo que no hacerlo y sonreír es infinitamente más beneficioso para mi salud.
  • Mahatma Gandhi dijo: "Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino." Así pues... Intentaré pensar en ser feliz…

Si después de leer estas "humildes pautas" que sugiero te has planteado que ya “eres muy mayor para cambiar y tarde para ser más feliz…” Recuerda que nunca es tarde para hacer todo lo que te gusta, apetece, añoras, deseas o quieres… Nunca es tarde para mejorar, aceptar, ayudar, querer, comprender, simplificar, cambiar el rumbo de nuestra vida y por supuesto nunca es tarde para luchar por cumplir nuestros sueños…

Nunca es tarde para ser feliz


Mary Robinson dijo una vez: “Nadie puede volver atrás y comenzar de nuevo, pero cualquiera puede comenzar hoy mismo y hacer un nuevo final".

A mí me gusta decir que “hasta el último capítulo puedo reescribir la novela de mi propia vida”, es cierto que “no soy lo que era, pero no estoy dispuesto a convertirme en quién no quiero ser…"


Recuerda que hasta el último capítulo… Nunca es tarde para ser más feliz…




No hay comentarios:

Publicar un comentario