lunes, 25 de noviembre de 2013

Trabajo en tiempos de crisis; "reinventarse o morir"

Si hace una década hubiésemos preguntado a alguno de los lectores de este blog como pensaban que sería la situación del trabajo en nuestro país después de 10 años, ni el más pesimista podría haber predicho la lamentable situación laboral que estamos padeciendo actualmente.

En general las familias y los grupos de amigos que tienen una cierta heterogeneidad pienso que pueden servir de testigo de cómo está la situación, en este caso laboral, de un país, en este caso el nuestro, y que distan muy poco de las estadísticas reales, que obviamente no siempre tienen porqué coincidir con las noticias que recibimos de los medios de comunicación.

Como “testigo” para hablar sobre el tema del trabajo hoy voy a utilizar a mi grupo de amigos, un grupo de amigos a los que nos une una afición común pero que pertenecemos a sectores de producción (que rebuscado ha quedado esto) totalmente diferentes y dispares, “surtidos” como diría uno de mis amigos. No voy a entrar en análisis culturales, sociales… porque no pretendo con la entrada de hoy hacer una estadística severa sino únicamente hacer un comentario en positivo, como siempre en fabricando sueños, de una situación negativa y alarmante como es la actual en cuanto al trabajo se refiere en España.


Mis amigos y yo estamos en la horquilla que va de los cuarenta y muchos hasta los cincuenta y pocos… Lo que se conoce como “demasiado jóvenes para jubilarnos” pero “demasiado viejos para encontrar trabajo” en el caso de que por las circunstancias que sean perdamos el que tenemos. Nos reunimos el “sexto jueves de cada mes” para cenar y en estas amenas veladas intentamos, imagino que como todos los grupos de amigos, arreglar un poco el mundo y a la par "arreglarnos un poco nosotros…" Algunos técnicos en la materia lo denominan “psicología de barra de bar”, yo prefiero pensar que somos buenos amigos y nos gusta hablar, comentar e incluso discutir, por qué no, sobre temas y problemas de actualidad y sobre nuestras vidas personales que para eso somos amigos y que por lo agitado de la sociedad en la que vivimos no podemos hacerlo más a menudo.

Siguiendo con datos diré que en el grupo somos habitualmente 8 los amigos que nos reunimos. Hace más de un año dos de los integrantes, profesionales con un buen puesto de trabajo y un increíble curriculum, debido a las especiales circunstancias de crisis que vivimos en nuestro país, pasaron a engrosar las filas del paro… con pocas matemáticas que utilicemos supone el 25% de nuestro grupo de amigos, dato que por desgracia coincide con los índices de paro a nivel nacional que se están barajando en las últimas fechas en los medios de comunicación.

Encontrarse sin trabajo y además con responsabilidades familiares a tu cargo, como era el caso de mis amigos y de la de millones de personas en este país, siempre es duro, durísimo me atrevo a decir, si le añadimos el hándicap de la edad y que después de presentar cientos de curriculums no eres capaz de conseguir no solo un empleo sino ni siquiera concertar una entrevista resulta altamente frustrante y en esa situación se es candidato al desaliento, la desesperación y la depresión… situaciones que en caso de producirse no ayudan precisamente a la búsqueda de empleo ni tampoco al mantenimiento de la cordura ni a una relación familiar optima o como en algún caso se da, por desgracia, a una relación familiar en general, pienso que esta crisis además de romper corazones y autoestimas está rompiendo parejas.

En el momento actual el caso de mis dos amigos es por desgracia muy habitual en nuestro país y lo “hemos sufrido” el grupo durante estos largos meses… Si he empleado el pasado, no es un error de tiempo verbal que reconozco los cometo a menudo, en este caso el “hemos sufrido” está puesto con toda la intención es “pasado”… desde mañana los dos amigos están trabajando, uno de ellos hace aproximadamente un mes que inició una nueva vida profesional y el segundo se incorpora mañana… Con lo cual mi grupo de amigos se acaba de “cargar” las estadísticas de los informativos… Paro 0%, pleno empleo como les encanta decir a los políticos…

Te preguntarás a donde quiero llegar a parar… No te preocupes, en ocasiones también lo hago yo cuando comienzo a escribir una entrada para el blog y aunque siempre tengo claro el destino reconozco que me pierdo por el camino alguna que otra vez… En este caso el destino, de los “protagonistas” (son meros ejemplos de los millones que hay en nuestro país) estaba claro y como he contado, por fortuna, han llegado a él; volver a encontrar empleo…
   
Pero a donde realmente quería llegar es, desde un punto de vista positivo como me gusta hablar y transmitir desde “fabricando sueños”, a los “recorridos, transformaciones o reinvenciones" que son necesarios para llegar a ese destino, el de encontrar empleo. Sinceramente el caso de mis amigos me sirve de excusa para lanzar un mensaje si no de “esperanza”, por desgracia no estoy capacitado para poder hacerlo, si de aliento, ánimo y fuerza para seguir luchando, para que las circunstancias y el entorno no invada de pesimismo nuestra actitud, que debe ser siempre positiva, ante la búsqueda de un empleo o ante cualquier problema en la vida o mejor dicho ante la vida en general.

Una característica que tienen los animales irracionales que no tenemos, al menos tan desarrollada como ellos, los “racionales” es la capacidad de cambiar, de adaptarnos al medio en un nuevo entorno. El famoso biólogo británico Charles Darwin dijo que "Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio." Si has leído alguna entrada más del blog, si no es así cuando acabes esta si la soportas hasta el final te recomiendo que eches un vistazo a alguna otra, sabrás de mi pasión por el mundo marino… En el mundo marino cualquier variación del entorno requiere de una adaptación en tiempo récord de las especies que habitan en el mismo, si por cualquier circunstancia varía el ph o la temperatura del agua los animales se adaptan rápido, muy rápido a esa modificación de su “tablero de juego vital” o irremediablemente mueren… Hay especies que incluso cambian su sexo en función del porcentaje que hay de hembras o machos en el enclave donde se encuentran para que haya un equilibrio…

Obviamente no invito a “cambiar de sexo” para encontrar trabajo, creo recordar que lo intentó Dustin Hoffman en la película Tootsie y le dio bastante problemas... pero si "invito encarecidamente" a cambiar y a “olvidar” frases como “yo era”, “yo hacía”, “yo ganaba”, “yo tenía”… No podemos utilizar el pasado, por cercano que sea, como “espejo comparativo” de nuestra situación actual.  La vida es un DVD que va siempre hacia adelante no es una cinta de "cassete" que la puedes meter un bolígrafo bic por uno de sus agujeros y rebobinar al punto que quieras (los lectores del blog más jóvenes este comentario no lo entenderán), la vida no es la película “regreso al futuro”… Por supuesto que lo que somos hoy es fruto de nuestro pasado, de nuestra experiencia, de nuestros triunfos profesionales, de nuestros fracasos, en definitiva de nuestro aprendizaje, pero como les sucede a los peces cuando les cambian el entorno a nosotros nos han cambiado el “tablero de juego” y debemos adaptarnos a las nuevas reglas e incluso al nuevo juego…

Tenemos que saber reinventarnos, si hemos sido capaces de ser excelentes profesionales en cualquier ámbito laboral y ahora, por las circunstancias, debemos prepararnos en otro sector o tipo de trabajo totalmente distinto también seremos capaces, debemos perder el miedo a cambiar, a volver a aprender, a volver a empezar… Ya sé que no es fácil, ya sé que antes te ofrecían “X” euros y ahora te exigirán lo mismo o más por un tercio de lo que ganabas… No somos responsables de la modificación de las reglas del juego pero no tenemos otra opción que adaptarnos a las nuevas…

Las aptitudes probablemente hasta ahora hayan sido suficientes en tu vida laboral, ahora también serán necesarias las actitudes y la tan famosa “proactividad”, no debemos dejar nunca de aprender, de prepararnos, de mejorar ya no solo por un tema de “prestigio laboral” sino también por “prestigio personal”, que cuando nos llegue nuestro “ultimo día” nos pille aprendiendo y mejorando.

Entiendo que al leer estas líneas pienses que es muy fácil decir lo que digo, buenos consejos o consejos a secas puede darlos cualquiera, a mí no me gusta dar consejos porque mi vida sinceramente no es ejemplo de nada pero si puedo dar opiniones sobre los obstáculos que he encontrado y compartir errores que he cometido, uno de ellos fue el miedo al cambio… Es un miedo que es vital perder yo tuve que perderlo no hace tanto tiempo ya que, como mis amigos y millones de personas en este país, también me quedé sin trabajo… Después de muchos años de estar en un sector y en un tipo de empresa concreto y afectado por la crisis me tocó salir a un universo laboral inexplorado para mí.

En la época en la que me encontraba buscando empleo mis amigos me transmitieron dos ideas que fueron fundamentales para llegar a conseguir trabajar de nuevo y mantener la “cordura” en el periodo de búsqueda que reconozco es muy duro, una de las ideas fue que debía reinventarme… Si mi sector no estaba en auge en ese momento y, aunque fuera un profesional con una dilatada experiencia en el mismo, había pocas posibilidades de encontrar trabajo en él debía cambiar de sector, de tipo de trabajo, prepararme en nuevas aptitudes y para nuevos tipos de empleo. La segunda idea fue que “valía para más de lo que yo pensaba” y que al estar tan cerrado a la búsqueda en algo muy concreto y que era difícil de encontrar me olvidaba de que mis cualidades podrían aplicarse en otros tipos de trabajo.

Actualmente estoy muy contento trabajando en Servitelco S.L. y no tiene nada que ver con el sector en el que me he desarrollado profesionalmente durante muchos años, es cierto que mis cualidades y mis aptitudes las aplico en mi actual empleo, ya que lo que somos hoy es fruto de todo nuestra experiencia anterior pero tuve que reinventarme, cambiar, tener una actitud positiva y proactiva… Eso no era garantía de que encontrara empleo pero estoy convencido que sin ello habría resultado sino imposible muchísimo más difícil…

Desde Fabricando sueños os invitamos a cambiar, a reinventaros, a ser positivos, proactivos y sobre todo a no tener miedo, como dice mi querida Rosana, la cantautora lanzaroteña:

“Sin miedo sientes que la suerte está contigo”
“Sin miedo, lo malo se nos va volviendo bueno”



Valemos mucho más de lo que pensamos es cuestión de redirigir esa valía hacia el nuevo destino y eso solo depende de nosotros… Nadie va a pintar el color de nuestro futuro, la paleta, los pinceles y los tubos de color están en nuestras manos… Pintemos…


No hay comentarios:

Publicar un comentario