lunes, 28 de mayo de 2012

"Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón"

Ayer volví a ver el célebre discurso de Steve Jobs en la universidad de Stanford en 2005… En su momento me sentí identificado con todo lo que en él se decía y con el paso del tiempo, aunque lentamente, intento ponerlo en práctica. Reconozco que cada persona es un mundo y que nuestras posibilidades de cambio en ocasiones están condicionadas por situaciones externas que se escapan de nuestro control, pero también pienso que no por ello debemos tirar la toalla y dejar de soñar, dejar de intentarlo, dejar de luchar… 

En tres historias muy graficas Jobs, el alma de Apple, nos da unas “pautas de vida”, de su vida, y con ellas quiere motivar a los nuevos graduados de una de las universidades más importantes de Estados Unidos. Opino que el discurso es muy interesante, si no lo conoces te recomiendo escucharlo y/o leerlo y si lo conoces… Bueno, creo que merece la pena recordarlo…


“Lo diré otra vez: no puedes conectar los puntos hacia adelante, sólo puedes hacerlo hacia atrás. Así que tenéis que confiar en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro. Tienes que confiar en algo, tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea.” 

“El trabajo va a llenar gran parte de vuestra vida, y la única forma de estar realmente satisfecho es hacer lo que consideréis un trabajo genial. Y la única forma de tener un trabajo genial es amar lo que hagáis. Si aún no lo habéis encontrado, seguid buscando.” 

“Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía algo como: “Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón”. Me marcó, y desde entonces, durante los últimos 33 años, cada mañana me he mirado en el espejo y me he preguntado: “Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?” Y si la respuesta era “No” durante demasiados días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo.” 

Creo que son tres ideas, tres pautas muy buenas, muy recomendables y aunque en ocasiones no sea fácil ponerlas en práctica por las circunstancias personales de cada uno, pienso que si debemos intentar o tender a ellas acercarnos lo más posible… Creo que en su discurso encajaría perfectamente “Sueña y lucha por tus sueños” 

Un saludo y Sueña con nosotros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario